La canción de las 13:13. Mi memoria tiene cosas que la hacen muy suya y poco mía. De pequeño, ni siquiera joven, tuve cierta obsesión por las oscurísimas pelis de del alemán Fassbinder. Supongo que todo vendría del día que vi por primera vez en la tele la serie “Berlín Alexanderplatz”, que me impactó aún no sé muy bien por qué. Ahora, en época mucho más clara, veo que Alejandro Martínez, la mitad de Klaus & Kinski, o sea, o Klaus o Kinski, ha montado un grupo que así se llama, Alexanderplatz. Mi memoria, la misma de antes, me dice que este “Podrías haberte quedado quieto” le suena a los míticos Azul y Negro, y eso, lo recuerde o no, es bueno. 

Anuncios