La canción de las 11:53. Yo querría estar hoy en Barcelona, pero como ayer y como mañana. Ante la manifiesta imposibilidad me refugio en la musicaza que allí se sigue haciendo. The Zephyr Bones se hacen llamar cuatro chavales que recetan ahora canciones de hace mucho tiempo. Este veraniego “Black lips” es una magna demostración. Suena excelente. Creedme. 

Anuncios