La canción de las 19:33. Hace siglos que no comparto música. A veces dos semanas se hacen más largas que cien años, básicamente porque lo segundo nunca lo hemos experimentado. En este tiempo han sido asesinados muchos inocentes en el mundo, pero la proximidad nos ha hecho llorar sólo a los nuestros. Somos globales para todo, menos para eso. Un tipo llamado El Cordobés nos mete miedo y nosotros nos reímos de él. Somos únicos, aunque quizá sean los nervios del miedo. Sin, por supuesto, ninguna relación, Viva Belgrado llegan desde Córdoba y me llegan, y mucho, con este “Por la mañana, temprano”, con su coma y todo. Ante la imposibilidad de disfrutar con demasiadas cosas, hacedlo con esto.

Anuncios