La canción de las 19:41. Aproveché el momento de mayor calor del día, o del siglo, para refrigerarme en música. A mí, al menos, me alivia su fresquito. Hubo un tiempo en el que de San Sebastián salían, además de todo lo mejor, canciones esplendentes. Muchas iban firmadas por La Buena Vida y por algunas otras formaciones que nada tenían que ver con orejas de pintores fallecidos en la ruina. Después de la muerte del bajista Pedro San Martín muy poco se había sabido de ellos. Ahora uno de sus líderes, Mikel Agirre, regresa con nuevo proyecto. Evidentemente, mal no suena. Todo lo contrario. Lo del tener y el retener. Se llama Amateur y el adelanto recibe por apropiado título “El Golpe”. Supongo que de calor.

Anuncios