La canción de las 19:43. Probablemente sea Coque Malla el cantante español al que he admirado, y lo sigo haciendo, durante más tiempo. Líder del mejor grupo de rock de la España de los noventa, los imprescindibles Ronaldos, todo lo que hizo entonces y hace ahora merece mi más sincero respeto y provoca mi más indisimulado disfrute. Hablan de que su disco más reciente, “El último hombre en la tierra”, es estupendo y, probablemente, se queden cortos. De él rescato hoy, a tardías deshoras, esta fabulosa señal en la que por una ventanita se cuela el primaveral aroma de The Divine Comedy, del también grande Neil Hannon. Disfrutad, que para lo otro siempre hay tiempo.

Anuncios