La canción de las 19:14. No encontré canciones para mi madre, mas un par de besos de buena mañana suplieron la carencia musical. Ahora tengo vecina, pero el último con el que compartí pasillo no me caía demasiado bien. A la nueva, dos de cada tres viernes, le coloco el felpudo que levanta el amable hombre de la limpieza. Uno de cada tres, ella hace lo propio. Imagino que no sabe que escribo sobre ella. “Antes de conocerme”, canta Gerard Alegre, el líder de El último vecino, uno de esos grupos en los que antes nunca me hubiera fijado y ahora sí. A veces, con cambiar es suficiente. En ocasiones, hacerlo para bien es insuperable. Como yo con mi vecina.

Anuncios