La canción de las 13:33. Como suele suceder, la búsqueda mereció la pena y eso que lo mejor de mi vida lo encontré sin buscarlo. La idea era hallar música para calmar a la fiera y ahí estaba, agazapada, con el único objetivo de ser encontrada. Dos tipos están detrás de Jack Bisonte. Carlos y Miguel se llaman. Tocan y cantan bonito. No es mucho pedir. O quizás sí. 

Anuncios