La canción de las 15:05. Sí, es casi una orden. Sonríe. Hace un par de veranos seguí repetidamente las andanzas del inglés de Getxo John Franks y sus secuaces. Todos sus conciertos acababan sin electricidad, entre el público y con cerradas ovaciones. Su música playera destila alegría y provoca al instante esas sonrisas que piden con su nombre. Acaban de estrenar su nuevo disco y sueno a eso, a calorcito y a verano. Sólo es cuestión de imaginar.

Anuncios