La canción de las 11:59. Desperté tarde y, vete tú a saber por qué, con ganas de blues. Busqué, y como suele ser habitual, encontré. Y por mucho que pueda parecer, no me tuve que ir a Memphis, Tennessee. Lo que quería escuchar, justo lo que quería compartir, lo hacen de manera colosal el armonicista Blas Picón y el guitarrista Iker Piris. Comprobadlo y seréis más felices. Aún.

Anuncios