La canción de las 23:32. Es tarde, pero intuyo que alguien habrá con ganas de escuchar buena música a esta hora de la noche. Si es así, está de enhorabuena. Siempre jugué en ligas menores y haciéndolo llegué a este grupo radicado en el mágico Buenos Aires. Volvería, ya sabéis, esta misma noche, aunque fuera por accidente. Como ellos.

Anuncios