La canción de las 14:18. Echaba tanto de menos ver música en directo, que en las últimas 36 horas vi tres conciertos. El primero, qué queréis que os diga, sensacional. Los otros, también, pero empecemos por el principio. Los fantásticos We are Standard han decidido abreviar su nombre y quedarse con el acrónimo WAS. Qué más da. No se me ocurren estilos y elementos musicales más complicados de mezclar que el house, el dance, el sonido Manchester, la txalaparta, el euskera y su música tradicional. Pues ellos lo han hecho y de manera francamente flipante. En directo, Deu Txakartegi se sale como siempre. Ordena bailar y bailar y bailar. Eso hice.

Anuncios