La canción de las 11:49. Desperté raro. No descansé del todo bien. Sería la lluvia pertinaz. Cuando me pasa eso, no me da por escuchar música fácil y sencilla. Mi cabeza se va ella solita y manda mensajes a mis dedos para que encuentren complicadas melodías. No los puedo parar, ni a unos ni a la otra. Tampoco quiero. Me sorprendí tecleando Sorry Kate y ahí estamos. Escuchad este “Lobueno se Termina” y disfrutad del ordenado caos vocal que facturan estos chicos madrileños que piden perdón a una tal Kate. Ser raro. El concepto.

Anuncios