La canción de las 13:15. Ni sé dónde juega Hamilton Leithauser ni qué equipo ciclista de nueva creación es el Rostam. Pero el primero ya pasó por este cuasi abandonado blog de música e ilusiones como vozarrón de The Walkmen, y el segundo militaba en los algo insípidos Vampire Weekend. Me dice mi hermano el pequeño, mucho más hermano que pequeño, que ambos dos han hecho un discazo. No siempre le creo, mas esta vez sí. Este brutal “A 1000 times” es sólo una mínima demostración. Mil veces me parecen pocas para escucharla.

Anuncios