La canción de las 13:29. Regreso esporádico y momentáneo directamente desde los años ochenta y desde ayer mismo. Me gustan (algunos) perros y ningún gato. Terrier me sonaba a eso, a Fox por delante, a “marca” de can. Esta mañana felicísima de lánguida resaca, me suena a buena música ochentera hecha en nuestros tiempos. Escuchad este “Évoli” para que sigáis bailando.

Anuncios