La canción de las 12:56. Desperté con el ritmazo metido en el cuerpo. Es lo que tienen las noches lánguidas. Necesitaba movimiento y lo encontré, como tantas otras veces, al otro lado del Atlántico. Si en los últimos tiempos desde la querida Venezuela no llegan nada que más que malas nuevas, La Vida Bóheme es la mejor de las noticias posibles. Cantan a la vida mejor. Lo que hacemos todos, aunque no sepamos cantar. La buscamos sin cesar y a veces hasta la encontramos. Buen domingo.

 

Anuncios