La canción de las 23:21. Cuando escribo tarde, solo intento arropar. Del baúl de los recuerdos recupero esta preciosidad de Eduardo Laguillo. De cuando empezaba esa fantástica adolescencia que aún no quiere terminar. Buenas noches.

Anuncios