La canción de las 11:42. Contaré, para variar, cómo elegí la canción de hoy. Primero, obvio, buscando. Hay veces que encuentras sin buscar. Son las mejores, por inesperadamente bellas y extrañamente inusuales. Hallé, al otro lado del Atlántico, en la Lima del Perú, a un grupo llamado Submarino. Por nombre, podría encajar perfectamente para ver si podía regalar su arte. Pinché en el primer enlace que de ellos figuraba. “¿No es lo que te encanta?” se llamaba. Atrayente título, sin duda. Comencé a escuchar sin filtro alguno, me empezó a gustar y recé durante casi cinco minutos para que no me dejara de gustar. Y sucedió. Así de fácil.

Anuncios