La canción de las 14:26. Un viejo conocido, más conocido que viejo, me paró el otro día por la calle y me dijo que me veía más joven y más gamberro. Invitele a lo que quisiere durante un rato largo. Tenía razón. Joven, ya lo dice mi carnet de identidad. Gamberro, a veces, me siento regalando canciones. Por ejemplo, hoy mismo. Conocí a Julio Fuertes cuando hace meses colgué por aquí a los fantásticos valencianos Johnny B. Zero de Juanma Pastor. Resulta que Fuertes debuta ahora en solitario con un proyecto llamado Vinewaltz. Lo llaman pop-rock psicotrónico. Yo diría que un poco gamberro también.

Anuncios