La canción de las 12:30. Hoy es 25 de abril y, obvio, la fecha me recuerda, además de queridísimos cumpleaños familiares, gloriosas revoluciones vecinas. Después de sopesar la opción de compartir algún maravilloso fado con todos vosotros, el diablillo que ocupa la parte izquierda de mi hemisferio cerebral me indica la dirección correcta. Los Claveles suenan, a ratos a Los Nikis y a ratos a Los Flechazos, y demuestran que también se puede cantar a lugares sórdidos. La Estación Sur de Autobuses del Madrid del que acabo de regresar es, sin duda, de los más.

Anuncios