La canción de las 17:48. En esto que crees que algo no te va a gustar. En eso que te empieza a medio gustar. En aquello que te acaba gustando del todo. De formación pseudofilarmónica como soy, la música que hace Juventud Juché no tiene casi nada para triunfar entre mis preferencias. Sin embargo y de repente, la capacidad de disfrute se hace espacio entre los dañinos prejuicios y acabo saltando y dando botes “En tu casa”. O en la mía que, para el caso, da igual.

Anuncios