La canción de las 16:13. Mi forma favorita de huir de latrocinios futboleros es buscar amores musicales. Y normalmente los encuentro y a primera vista. Que estas prescindibles líneas sirvan de homenaje a un cuarteto que está haciendo historia en el mundo de las armonías nacionales. Toundra no necesita de voz para ser seguido por miles de personas. Están, si es que no lo han conseguido ya, en el camino de llenar el antiguo palacio de deportes de Madrid a finales de mes. Y eso no lo hace cualquiera. Bueno sí, cualquiera con toneladas de promoción televisiva y mililitros de talento artístico. Su estilo, cuentan, es el post rock o el metal progresivo. Ellos lo llaman música con instrumentos. Pues eso.

Anuncios