La canción de las 14:56. No todos los días uno se encuentra con genios. En realidad, casi nunca suele pasar de día, casi siempre, de noche. A mí me pasó hace un par de ellas. Luca Frasca es un genio. Así, con todas las letras. Coque Santos, otro. El primero toca cualquier tipo de teclado como si él mismo los hubiera inventado. El segundo, la batería como si no hubiera mañana. Supongo que los admiradores de Bisbal tendrán problemas para hablar con su ídolo. Yo, ninguno. El argentino de Buenos Aires Frasca comparte experimento musical con Marina Sorín, lo llaman El Show de Dodó y es magia pura. A veces se suman Santos, Mastretta, Galaz, virtuosos puros. Disfrutad. Y hacedlo, como digo siempre, sin mesura. Que nadie se entere de nuestros límites.

Anuncios