La canción de las 14:31. Aunque pudiera haberlo parecido, no me he ido. Aquí estoy, con menos tiempo que casi nunca, pero con algo, poco, disponible para seguir regalando canciones. Amigos comunes me llevan, bien a bares, bien a talentosos intérpretes. En ocasiones, las mejores, a ambos. Edu Jerez ha hecho un disco llamado “La maniobra de Heimlich”, seguramente fantástico. Al menos este “Titanes”, con ese desbordante teclado dominando todo el asunto, lo es.

Anuncios