La canción de las 20:45. Quise disimular la alegría colchonera abandonando por un día mi sagrada misión de regalar canciones, pero casi en el último minuto opté por glosar con buenísima música una nueva epopeya del cholismo ilustrado. Dosis de soul y funky del mejor, hecho en Madrid por un grupazo que suena fenomenal liderado por un bajista de campeonato. Disfrutadlo. También, aunque sea, en la derrota.

Anuncios