La canción de las 13:38. Cualquier día de estos me hacen un escrache a la altura de la iglesia vieja de Pizarrales al grito de ¡ecléctico! seguido del más biensonante de los insultos. Y me lo tendré que comer con patatas -las mejores y más baratas, por cierto, las fritas que venden en el DIA junto al templo anteriormente citado-. Además de las patatas, me gusta, y mucho, la música de Lost Tapes. Por separado, Pau Roca de La Habitación Roja, y RJ Sinclair de Tokyo Sex Destruction, ya han pasado por aquí. Juntos, y lo más revueltos posible, también.

Anuncios