La canción de las 13:37. A contracorriente también en esto y, sobre todo, en lo otro, añadiré la postdata al principio consciente de que juego con fuego. Allá va: Si no fuera porque sospecho que es porque no he escuchado sus discos tanto como debiera, diría que la música de David Bowie está tremendamente sobrevalorada. Dicho queda.
Gorrazos, sacrilegios y descanse en paz aparte, regalo en este lunes “Jugar con fuego”, de los murcianos La maniobra de Q. Después de años buscando buena, y nueva, música, empiezo a tener claro que ese estilo guitarrero rápido (shoegaze lo llaman los cursis), me gusta. Y mucho.

Anuncios