La canción de las 12:14. Dos son un dúo y tres, multitud. Nunca una pareja hizo tanto ruido, musicalmente hablando, y jamás sonó tan bien. AL, así se hace llamar, toca la guitarra y canta. DDELIRIO, juro que no he bebido (mucho), aporrea la batería con talento sin igual. También ellos vienen de Pontevedra. Habíamos quedado en que era la excusa perfecta para regresar pronto a mi tierra prometida, pero resulta que vienen a verme a casa. No me los debería perder. Vosotros, tampoco.

Anuncios