La canción de las 11:05. A la espera de lapidación general, afirmo categóricamente: No me gusta el jazz. Recuperado de la pedrada global y consciente de la injusta generalización, me sorprendo disfrutando, y mucho, con esta pieza del pianista Daniel García Diego, muy de mi tierra, como su padre, el gran percusionista Paco García. Daniel acaba de lanzar su nuevo disco, “Alba”, y no he encontrado mejor forma de comenzar lunes y semana que hacerlo con “Alegrías pa Averío”. Alegre, como poco, me ha dejado.

Anuncios