La canción de las 12:58. Regreso a una de las raíces de este modestísimo blog de música e ilusiones: la plena sensibilidad. Tropiezo en cibernética búsqueda con la emocionante música de Adriana Moragues y en ella me quedo a vivir, a comer, a dormir y también a hacer lo que indican todos los verbos que acaban en arte. “…Quiero conjugar contigo todos los verbos que acaben en arte…”, como ella canta. A su lado, en divina unión, la poeta Elvira Sastre acompaña con luminosos versos los rasgueos de la preciosa guitarra. Si alguien da más, que hable. Mejor, como no lo dará, que calle para siempre. Y escuche.

Anuncios