La canción de las 12:52. Continúo, musicalmente al menos, en Sevilla. Allí me tratan muy bien. Mi dieta alimenticia se resume en rock a todas horas. Cómo para no estar por aquí a mis anchas. Hoy, recién salido de ese microondas que no utilizas, lo novísimo de El Imperio del Perro. Se llama “Buitres” y no sé muy bien si suena como un tiro o como un cañón. Sin matar a nadie, pero haciendo su pupa.

Anuncios