La canción de las 13:08. No es el primero y no será el último. Por este blog de música e ilusiones ya han pasado varios compatriotas que un día decidieron marcharse a Londres a vivir de la música. Pocos, cierto, como este Dani Molino, amigo de amigos, amigo, en fin, entonces. Canta como cantan los que cantan tan bien que ni idiomas ni estilos importan. Ahora, después de un iniciático viaje de tres meses por los Estados Unidos, quiere que colaboremos con él para realizar un disco que exprese todo lo allí vivido. En este enlace se puede hacer. Yo lo haré. Para empezar, compartiendo este fantástico “Drops”, que tantas cosas demuestra y que formó parte de su anterior EP.

Anuncios