La canción de las 11:42. ¿Pero no decías que este era un blog para descubrir nueva música, en su mayoría española? Pues no exactamente, al menos no del todo. Recurro hoy a mis clásicos, pero en versión renovada. Si digo que El Último de la Fila fue mi grupo favorito en determinada época musical de mi vida, exageraría lo justo. De los siete discos que facturaron bajo tan gloriosa denominación, seis, todos salvo el último, fueron gloriosos. Ya antes, Manolo García y Quimi Portet, llamándose Los Burros y Los Rápidos, habían adelantado por izquierda y derecha a casi toda la movida de los ochenta. Para desgracia general se separaron y nada volvió a ser igual, por mucho que el brillante García siguiera llenando pabellones y el imprescindible Portet se dedicara a hacer fantásticos discos raros cantados en su vernáculo catalán. Ahora van a reeditar mucha de su producción original y han decidido modernizar tres himnos inmejorables: “Sara”, “Aviones plateados” y este formidable “Llanto de pasión” que, al menos, empata con el tiempo.

Anuncios