La canción de las 12:49. Hace demasiado tiempo que no voy a Granada, ni musicalmente, que menos, ni físicamente, que muchísimo más. Y no es para perdonar. El mejor consuelo posible es el descubrimiento sabatino que, bajo nubes y amenaza de ansiada lluvia, comparto hoy. El grupo se llama Bisagra y como casi todo lo que me ha llegado desde la querida Graná, me gusta. Y mucho.

Anuncios