La canción de las 11:58. La pregunta ya no versará sobre qué es lo que más te gusta, si el libro o la película. Por llevar la contraria, las más de las veces yo fui del cine a la biblioteca. No me importa demasiado saber de antemano cómo van a acabar las cosas. Es más, me suele gustar. En todo caso, la cuestión primera puede dejar de tener vigor. Preguntaremos, a partir de hoy mismo, qué es lo que más nos gusta, si el libro o la canción. Viene al asunto a colación (qué será esto de la colación, que tan mal suena), por la salida al mercado de “Versos, canciones y trocitos de carne”. Tres canciones que sirven para ilustrar la trilogía literaria del vallisoletano César Pérez Gellida. Servidor solo leyó de momento “Memento mori”, mas me sirvió para flipar con las andanzas del psicópata pucelano que asesina en Parquesol, pasea por el Campo Grande y disfruta con el rugby del mítico El Salvador. Y todo ello, al ritmo de la mejor música independiente española. Del triduo musical me quedó hoy con esta fantástica colaboración entre Iván Ferreiro, Bunbury y Santi Balmes. Leed y escuchad.

Anuncios