La canción de las 14:46. Regreso a la conocida senda de la música desconocida. Como pez en el agua, como cerdo en el barro, como corrupto en democracia, así de bien me encuentro en mi terreno. De nada conozco a estos chicos que se hacen llamar Knappa. Ni falta que me hace. Escucho lo que hacen y lo que hacen me gusta. Tan sencillo. Si así fuera todo…

Anuncios