La canción de las 18:33. Rompo esta tarde todas las normas escritas y, especialmente, las no escritas de este blog de música e ilusiones. No son los Led Zeppelin unos chavales de Murcia que estén empezando en esto de la música, aunque tendría bastante gracia si así fuera ¿Os imagináis? No si lo imaginárais, no; sino si Jimmy Page fuera un adolescente de San Pedro del Pinatar y Robert Plant, un primo suyo de Alcantarilla. Disquisiciones pseudohumorísticas aparte, os regalo este fantástiquérrimo “Fool in the rain” porque así lo hicieron ayer conmigo amigos de mis amigos, esto es, amigos al fin y sobre todo, al cabo. Y así lo agradezco: compartiendo belleza casi inaudita, geniales tesoros cuasi escondidos. Una gozada. Como esos amigos.

Anuncios