La canción de las 17:08. “Para brillar se requiere algo más que luminosidad”, canta de manera portentosa el gallego Pablo Seijas, verdadero talentazo de la escena musical de mi tierra prometida. Uno más procedente de allí arriba y van tantos que felizmente pierdo la cuenta. Desde ayer hay una estrella más brillando en la noche oscura de las penas sin fondo. Que desde allí arriba nos ilumine en el tortuoso camino de la comprensión de lo terriblemente incomprensible. A mí, en ocasiones como ésta, solo me consuela la buena música. La del gran Seijas, por ejemplo.

P.D. Que sea, por favor, la última vez que tenga que cambiar la dedicatoria de este modestísimo blog, hoy, de música y de lágrimas.

Anuncios