La canción de las 12:45. Regreso para finalizar mes. Volvería en todo caso, pero me reclaman para cerrar el periodo de estío. Para retornar, como para todo, busco música. Y, por increíble que pudiera parecer, la vuelvo a encontrar. Y sin mucho esfuerzo. En este caso, también en este caso, la música que hallo es fantástica. La hacen cuatro tipos radicados en Madrid que se pusieron por original nombre el de Le Traste. Con “Colisiones” como estas suyas me pregunto dónde quedarán los simples y vulgares choques. Y no me respondo, solo escucho. Y disfruto.

Anuncios