La canción de las 12:34. La otra tarde, mágica también, descubrí la tercera dimensión: A lo ancho y lo largo se le sumó lo contento. Y decidí que sería ya así para siempre pese a la eterna falsedad de la presuntuosa profundidad. Cualquier día de estos me inventaré también un nuevo punto cardinal. Siempre fui muy del Norte, aunque supongo que también poseo una mitad Sur. Si alguna duda me quedaba, los valencianos de Copo se empeñan en recordármelo. Y lo hacen como a mí más me gusta, cantándolo. Pues muy agradecido.

Anuncios