La canción de las 13:22. ¿Y qué me decís de esas canciones con las que no puedes parar de moverte? Aunque, como en mi patológico caso de negado bailarín, solo sea el pie derecho. Dry Martina, amén de un fantástico nombre, aportan un ritmo sideral. Son de Málaga y ella no se llama Martina, sino Laura. Por cierto, ¿bailas?

Anuncios