La canción de las 14:25. Hago en agosto lo mismito que en pleno invierno. Busco música y, sin tener que compararla, llego a la conclusión de que no necesito encontrar nada mejor. De la existencia de la pieza de hoy, como me suele suceder en ocasiones, lo desconocía todo hasta hace escasa media hora. También de su intérprete. Es valenciano y se llama Carlos Soler, mas para esto de las partituras, las voces y las melodías se rebautizó como Damien Lott. Desconozco si hubo agua bendita de por medio. Lo que seguro que hubo es fuego amigo.

Anuncios