La canción de las 12:21. Y en esto, volvió la paz. El pausado ritmo llevado con las palmas al contacto con las piernas, el nostálgico aire de pandereta, acordeón y violín. Volvió, en fin, Galicia. Esta vez con el protagonismo del casi histórico Xabier Díaz, componente de aquellos inmortales Berrogüeto, ya con amplia presencia por aquí tanto en nombre propio como el de la genial Guadi Galego. Oigo, apasionado, esta emocionante “Cantiga da Montaña” y, pese al título, huelo a mar.

Anuncios