La canción de las 11:36. Viajo a la tierra prometida a escuchar música. Si alguien da más, que lo diga ahora, que siempre ha sido muy callado. Veré allí, de nuevo, al gallego universal, al artista del renacimiento, al humilde compositor de obras de arte. Allí estaré y, muy probablemente, cuando cante este novísimo “Caracoles”, puede que hasta una lágrima caiga por la mejilla de mi izquierda. Sin duda, una de las mejores canciones de amor jamás compuesta. Y el título, ay, el título. Suspiro. Pasadlo muy bien.

Anuncios