La canción de las 17:19. Las ramas no me dejaron ver el árbol, cómo para ver el bosque. Mis ocupaciones varias me llevan a regalar canciones más allá de la sobremesa. Y se nota. Vaya que si se nota. ¿En qué? Pues en que busco más el cachondeo, la gracieta, la risa hecha canción. Y encuentro, como casi siempre, eso que andaba buscando. Escuchad “Un niño más”. Desternillante. Me encanta. Sus autores, Cohete. Quedáis presentados.

Anuncios