La canción de las 11:56. Otro tocayo para la lista, ayer Fernando Tato, hoy Ferran Palau. Catalán, para más señas. Pleno de sentido y lleno de sensibilidad. Se lamenta en forma de canción y de lo único que yo me lamento es de no haber conocido su música antes.

Anuncios