La canción de las 12:18. A Fernando Tato le conocen mucho en su Galicia natal, principalmente porque, como buen actor que es, se ha convertido en un habitual de la tele de allí. Actuando no lo conozco, pero si es la mitad de bueno que cantando y componiendo, algo genial me estoy perdiendo. “… Cada día de mi vida / me gustaría que el animal en mí / no lo jodiera siempre todo / me gustaría quererte un poco / cada día…” Desgarradoramente bello es el regalo de hoy. Quizá no para todos. O quizá sí.

Anuncios