La canción de las 10:05. De haber musas masculinas, musos en fin, Ricardo Vicente sería indudablemente uno de los míos. Omnipresente en este blog de música e ilusiones desde que gozase con su emocionante directo, sino más bien desde antes, su forma de hacer las cosas me suele encantar. A la espera de nuevo disco, la última aportación de su talento es, en mi modesta opinión, genial. Se atreve el músico zaragozano con una versión de un clásico entre los clásicos, “La estatua en el jardín botánico” de los imprescindibles Radio Futura, y directamente lo borda. A ratos, crees estar escuchando una canción totalmente nueva y en otros, admiras la capacidad de superar al incunable. Bravo por él.

Anuncios