La canción de las 12:57. Si la huerta es murciana, que lo debe ser, Crudo Pimiento no podían ser de otro sitio. De lo más encantadoramente raro que jamás nunca compartí con todos vosotros es este “Aquí, allí Gato”, las únicas tres palabras cantadas que suenan en estos poco más de dos minutos y medio que dura la canción. Por detrás, gritos, maullidos, monólogos con acento mexicano y una fantástica melodía guitarrera que me está empezando a volver loco de contento ¡Cómo se lo pasa uno de bien saltando sin red!

Anuncios