La canción de las 12:31. Regreso a la sencillez y a ese simple talento tan complicado de encontrar. Y lo hallo en esta canción de Vicente Maciá, “Willy” de nombre familiar y PIGMY, de artística denominación. Ojo a la letra de esta fantástica “Pan y Música”. No es de sabios pensar que estar triste lleva a algún lugar, canta. Y tan ancho se queda. Y yo, pensando. Y disfrutando.

Anuncios