La canción de las 12:43. Little Jesus de mi vida, eres bambino como yo, por eso te quiero tanto y te doy mi corazón. Algo así, más o menos, rezábamos de chiquitos. Ahora, de adolescente militante, adoro a esta chavalada mexicana que con su música me pone de tan buen humor. Despierto, tarde, miro por la ventana y veo el cielo del mismo color de su canción. Todo cuadra.

Anuncios